Amor contenido en un saco

Reflexión


En el siglo XVII Valencia era una potencia sedera. Doscientos años más tarde una plaga terminó con los gusanos de seda y las moreras fueron sustituidas por naranjos, que tanto identifican a la ciudad ahora.


La seda y la cerámica hablan de Valencia como ciudad y en este proyecto se unen en un mismo objeto. Nunca antes se habían utilizado de esta forma, objetos innovadores basados en tradición y origen.


Este saco contenedor juega combinando cerámica, seda y rafia. La rafia es de plástico, de un saco de abono para naranjos. Sí.
Y es que cuando a mediados del siglo XIX una plaga terminó con los gusanos de seda en Valencia, las moreras fueron sustituidas por naranjos, que se ayudaron de la máquina de vapor y de la importación de abono para desplegarse por el territorio en solo 50 años aproximadamente. Este es un objeto reconciliador, AMOR CONTENIDO en un saco.


 

 

La pieza.
Pieza cerámcia torneada a mano, uno a uno.

Tamaño: 350 mm de diámetro, y 300 mm de altura.
Material: Gres de alta calidad + seda + plástico de rafia de saco de abono para naranjos.
Temperatura de cocción: 1280º

Más información sobre esta pieza aquí (enlace mail)