Dignity

Antes desayunaba tirándome el café con leche por encima mientras salía corriendo al trabajo. Ahora el desayuno se ha convertido en uno de mis momentos preferidos. Le dedico su tiempo mientras leo, lo acompaño de tostadas con tomate y utilizo SIEMPRE tazas realizadas a mano (propias o ajenas). Tienen otra energía, no sabría explicarlo, pero los objetos tienen energía y éstas tienen mucha y de la buena, de la que da dignidad al momento y a ti.